Estética y Armonía en 36 Milímetros

Todas las referencias del Da Vinci Automático 36 tienen grabado en el fondo de la caja la «Flor de la Vida». Leonardo Da Vinci dibuja intensamente esta figura geométrica. Ella representa su búsqueda infatigable de las reglas matemáticas de la belleza y la proporción, y con ello crea un puente con el diseño de la colección de relojes.

Desde el Da Vinci Automático 36 con la esfera azul oscuro y la correa de piel de aligátor de Santoni en azul oscuro, que constituye el reloj ideal para mujeres seguras de sí mismas. La fresca discreción del color azul se encuentra con la fuerza del acero de la caja de acero fino pulida y las elegantes juntas de la correa. Hasta el modelo más exclusivo entre los Da Vinci Automático 36, que presenta caja y pulsera de eslabones en oro rojo de 18 quilates, así como 54 diamantes de color blanco puro de máxima calidad en el bisel. Las agujas doradas y apliques de oro armonizan con la esfera de color plateado, mientras que el segundero azul aporta una nota de color.

Con un enfoque claro hacia la tecnología y el desarrollo, la manufactura suiza de relojes IWC Schaffhausen lleva fabricando desde 1868 relojes de valor duradero. La empresa se ha hecho un nombre en todo el mundo gracias a su pasión por soluciones innovadoras, su espíritu inventivo y gran habilidad técnica. Como una de las marcas punteras a nivel internacional en el sector de los relojes de lujo, IWC fabrica obras maestras de la Haute Horlogerie que reúnen ingeniería y precisión con diseño exclusivo. Como empresa con responsabilidad ecológica y social, IWC apuesta por la producción sostenible, apoya a instituciones a escala mundial dedicadas al trabajo con niños y jóvenes y coopera con organizaciones comprometidas con la protección del clima y el medio ambiente.