Chopard presenta el L.U.C XP Urushi Year of the Rooster

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Fiel a una tradición establecida desde hace tiempo, este año Chopard vuelve a dedicar una nueva serie limitada de su reloj L.U.C XP Urushi al Zodíaco chino: el  L.U.C XP Urushi - Year of the Rooster (Año del Gallo). 

El año nuevo chino, que comienza el 28 de enero de 2017, está situado bajo el signo del Gallo de Fuego Yin, el motivo de una excepcional esfera de laca, realizada según la tradición ancestral del Urushi. Fabricada a mano en Japón por un maestro lacador, esta obra de arte aplicado viste al nuevo y distinguido reloj L.U.C ultra plano.

En la tradición japonesa, la resina del árbol denominado Urushi se recolecta con destreza, se deja envejecer y se trata para convertirla en una laca. Se aplica mediante una serie de capas extremadamente finas solo en el momento en que la laca ha adquirido la dureza necesaria. El maestro Urushi inserta una serie de minúsculas piezas de nácar talladas a medida, que aportan su iridiscencia y su resplandor a la esfera del L.U.C XP Urushi Year of the Rooster.

Para la realización de esta preciosa esfera, como en todas las ediciones de los relojes L.U.C XP Urushi, Chopard se ha apoyado en su fiel socio: la casa Yamada Heiando, proveedor oficial de la familia imperial japonesa. Juntos, han contratado los servicios del Maestro Kiichiro Masumura, reconocido como el mejor en su arte. Poseedor del estatus de tesoro nacional humano en Japón, ha concebido y supervisado la realización de todas las esferas, que han sido ejecutadas en persona por el Maestro Minori Koizumi, gran maestro Urushi.

A esta nobleza procedente de extremo oriente se une una nobleza suiza: la de los relojes L.U.C de Chopard. En efecto, esta esfera excepcional tiene como estuche una caja L.U.C XP. Su delicado bisel, su finura y su reducido diámetro la convierten en una pieza de alta factura que transmite y hace destacar la labor de los artistas japoneses. Además, también se sirve de la excelencia del calibre L.U.C 96.17-L.

Extremadamente fino, y sin embargo de carga automática, este movimiento de alta relojería utiliza la técnica del micro-rotor. Este último está fabricado en oro de 22 k y se encuentra integrado en la parte superior del movimiento, a fin de conciliar delicadeza y practicidad. 

Dotado de dos barriletes, para una duración de la marcha considerable, 65 horas, este calibre está acabado según los más altos estándares de calidad estética. Biseles achaflanados y pulidos, tornillos pulidos, puentes adornados con Côtes de Genève, también son el fruto de una iniciativa exigente y concebida a largo plazo, que se encuentra en el corazón del espíritu de la manufactura L.U.C y que consiste en alcanzar lo mejor, con constancia, tanto a nivel estético como simbólico. 

Una correa de cocodrilo negro cosida a mano le aporta el último toque de elegancia, característica de cada uno de los relojes de la colección L.U.C de Chopard, destinados a los caballeros modernos, a los que les gusta distinguirse por medio de unas obras de arte relojero  con unos detalles únicos.